Saltar al contenido

Entrevista a una Mamá y a un Papá que decidieron aplicar el BLW

Paloma y Emilio son los padres de Nuno. Ellos tenían bastante claro que querían aplicar este método con su peque y así lo hicieron. Ahora nos cuentan su experiencia a través de esta entrevista que no os podéis perder si estáis interesados en este método.

BLW plato bebe

1) ¿Cómo conocisteis el método BLW?


Por una amiga que tiene un hijo dos años mayor que el nuestro. Ella lo hizo y nos encantó el concepto y , sobre todo, los resultados.


2) ¿Por qué elegisteis este método?

Queríamos fomentar la autonomía del niño e introducirlo en el mundo de la comida de manera que aprendiera a identificar los alimentos, los colores, sabores…básicamente, que además de alimentarse adquiriese otras facultades y destrezas.


3) ¿Lo hablasteis con el pediatra u otro especialista? ¿Os apoyaron?


Creo que fue en la revisión de los 6 meses que le dijimos a la pediatra que teníamos intención de seguir el método BLW, en realidad ya habíamos comenzado a “jugar” con algún plátano … Ella no nos lo prohibió pero tampoco se mostró muy entusiasmada, nos propuso que podía ser mejor opción hacerlo mixto, es decir, alternar purés y sólidos.


4) ¿Qué opinaban vuestros familiares y amigos sobre este método?


Ufff….nuestros padres mal, mal incluso en determinados momentos fatal. Compartir mesa con ellos era duro… Lo que estábamos haciendo con el niño era poco menos que una irresponsabilidad, una exposición innecesaria a un peligro acechante…realmente hay gente que no es capaz de ver a donde queremos llegar, cual era nuestro objetivo, están demasiado acostumbrados a que a los niños pequeños tienen que darles de comer
un adulto y ni siquiera se imaginan la capacidad que tienen por muy pequeños que sean.
Lo que más angustiaba a quien no comprendía porqué hacíamos aquello era , sobre todo, el atragantamiento pero también les preocupaba bastante el “pero si no ha comido nada!! ese niño con eso no está alimentado!!…” y lo que no acaban de asimilar es que a los 6 meses cuando comenzamos con esto la alimentación de nuestro hijo estaba basada en la leche. De hecho, incluso en el método de los purés, se llama alimentación complementaria y eso es, alimentos que complementan a la leche que es el verdadero sustento de la criatura.


5) ¿Cómo fue el proceso? ¿A qué edad? ¿Cómo lo asimiló vuestro peque?


Pues empezamos aproximadamente a los 6 meses con el típico trozo de plátano con la piel incluso y el plátano asomando por un extremo, fue un proceso muy lento, íbamos presentándole un alimento nuevo cada tres días y durante esos tres días se lo seguíamos dando (por ver si presentaba alergias). Empezamos con frutas de las más blanditas y con verduras muy muy muy cocidas tipo calabacín o zanahoria. Poco a poco cada vez iba conociendo más alimentos y así podíamos combinarlos para hacer platos
completos, aún así os recuerdo que la alimentación estaba basada en la leche.
La verdad es que creo que el peque lo asimiló bastante bien, los alimentos que se le ponían delante eran juguetes para él que se llevaba a la boca y le hacían sentir algo. Además, estábamos los tres sentados a la mesa compartiendo la experiencia de la comida en familia.


6) ¿Ventajas? ¿Inconvenientes?


Las ventajas e inconvenientes son relativas y están asociadas al momento dentro del aprendizaje, es decir, al principio podemos decir que ventajas como tal hay pocas, quizá sea más ventajoso sentar al niño en la trona, enchufarle un puré cucharada tras cucharada y listo, que sentarlo, ponerle un “palo” de calabacín cocido, esperar que lo coja, esperar que se lo lleve a la boca, confiar que no se lo meta hasta el fondo y se ahogue, ver que le da una arcada y expulsa disparado el trozo de calabacín sin que a tí te de el correspondiente infarto…. Pero realmente lo que estás haciendo es una
inversión a largo plazo, antes o después tienes que enfrentar al niño al sólido…
A medida que va pasando el tiempo y el niño empezó a alimentarse más de comida que de leche, esto ya cerca del año de edad, ya empiezan las ventajas. El niño come solo porque tú así se lo has permitido y él poco a poco ha ido ensayando y ha ido adquiriendo esa destreza, por supuesto, al principio come con las manos pero luego conoce los cubiertos y se hace con ellos. Ah! Esto también desesperaba a los abuelos!…pero ese niño no va a aprender a comer con tenedor!?!??…..la respuesta siempre era la misma: PACIENCIA
Al comer solo podemos comer todos a la vez, no hay que marcar diferentes tiempos en la familia. Al haber ido conociendo los alimentos ha aprendido a comer de todo y podemos comer todos lo mismo, no hay que hacer comida especial para él.
Ha aprendido también perfectamente a medir cuánto se mete en la boca y cuánto tragar, a veces se lleva algún sustillo pero lo que no entra, sencillamente, sale.


7) Muchos padres y madres no se atreven con este método para sus bebés por miedo a posibles atragantamientos ¿habéis sentido ese miedo? ¿Conocíais técnicas para actuar en caso de atragantamiento de un bebé?


Por supuesto que hemos sentido ese miedo, antes, durante y aún todavía seguimos teniendo ese miedo aunque en menor medida…es lógico…
Por eso antes de empezar con el BLW fuimos a una charla-taller para aprender cómo actuar en caso de atragantamiento, nos dió tranquilidad y seguridad pero el miedo nunca desaparece 100%


8) ¿Cuándo y como supisteis que vuestro bebé estaba preparado para dar el paso?


Pues según dicen los que saben, por lo que nos dijeron y leímos, los primeros síntomas de que el pequeño está preparado son que muestre interés por la comida, la mire, la quiera coger…etc…y como requisito indispensable, que se mantenga erguido con la espalda recta cuando está sentado. Nosotros no sabíamos a ciencia cierta si el niño estaba preparado, simplemente ya se mantenía erguido y decidimos empezar a probar.


9) ¿Cuál es su comida favorita?


Le acabo de preguntar a él y su respuesta ha sido: LA COMIDA
No nos gusta demasiado hacer rankings de qué le gusta, qué no, qué más o qué menos….simplemente la comida está toda rica, le transmitimos mucho qué rico está todo lo que comemos y , de momento, parece que él también piensa así…
Cierto es que hay cosas que se come con mucho más gusto que otras, cuando coge el queso no ve más allá, las legumbres también se las come con mucho gusto, la sopa, las verduras a la plancha….es que a día de hoy se lo come todo con mucho gusto. Con la fruta no se le ve disfrutar tanto pero más lento o enredando más pero se la come.


10) ¿Recomendaríais BLW a otros padres?


Por supuesto que lo recomendaríamos, eso sí, si alguien no está convencido que no lo haga.


11) Vuestro peque ha ido a la guarde ¿tuvisteis algún problema u os pusieron alguna pega al comentarle estas condiciones para su alimentación?


Ha ido a dos guarderías, una cuando justo iba a cumplir 1 año, es decir, todavía en proceso de aprendizaje y no nos pusieron ninguna pega, todo lo contrario, estaban encantados con el método. Fue a otro guardería al año siguiente y tampoco hubo ninguna pega pero a esta ya andaba cerca de los 2 años y ya tenía más soltura. Pero sí que sabemos que hay sitios donde no se quieren involucrar en esto.


12) ¿Qué consejos le daríais a los papás y mamás que están dispuestos a sumergirse en esta aventura?


PACIENCIA es la palabra clave en todo el proceso. Paciencia con la criatura, con tu pareja, con tus padres, con tus suegros…..y contigo mismo/a.
Muy importante no dejar que cunda el pánico con lo que he comentado antes de que el niño no está bien alimentado, a los 6 meses aproximadamente, cuando empezamos a ofrecerle trozos de alimentos él se sigue alimentando con la leche y durante unos meses es así y no hay problema en que haya comido en todo el día un cuarto de plátano y un cuarto de palito de calabacin… Quédate con que el rato que ha estado trabajando para comerse ese trocito de plátano ha aprendido a reconocer esa textura, ese olor, a metérselo en la boca hasta un tope, a morder un trocito de un determinado tamaño y, si es posible, tragárselo…. Realmente se ha llevado mucho más en su aprendizaje que el aporte nutricional del alimento. Y por supuesto también recomendamos unas nociones de saber identificar y reaccionar ante un atragantamiento, da seguridad.


13) ¿Es necesario algún utensilio, material, recurso especifico para facilitar este proceso? (tipo trona, babero, bol, cubiertos…)


A ver….necesario como tal no es pero a nosotros nos ha ayudado mucho a mantener una cierta limpieza un mantel que poníamos encima de la trona que amplía el área de comer y que viene con un babero de los que tienen mangas y se pega con velcro el mantel al babero también. Por lo demás pues lo normal para niños….


14) ¿Cocináis con vuestro peque? O ¿le hacéis participe de la preparación de la comida? ¿le gusta?


Sí a todo!!
Tiene su propio delantal y hasta su gorro de chef que van a juego y que le ha hecho una de sus abuelas.
Desde siempre le contamos los ingredientes que lleva lo que le ponemos en el plato y, en la medida de lo posible, le invitamos a cocinar con nosotros. Él tiene una torre en la que se sube para alcanzar la encimera y con su cuchillo de madera lo “corta” todo…le gusta mucho.